ABIGEATO

ConceptoLegalmx


INICIO


Facebook


Youtube

Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

ABIGEATO


Artículo 381 Ter Código Penal Federal

En términos del artículo 381 Ter del Código Penal Federal, comete el delito de abigeato, quien por sí o por interpósita persona se apodera de una o más cabezas de ganado, sin consentimiento de quien legalmente puede disponer de ellas.

Se considera ganado, para los efectos de este delito, a las especies: bovina, caballar, asnal, mular, ovina, caprina, porcina o de una o más colonias de abejas en un apiario; así como aquél domesticado, bravo, de pezuña, ganado mayor o ganado menor, independientemente de la actividad típica del animal.

Se equiparará al delito de abigeato, el sacrificio de ganado sin el consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo.

El delito de abigeato se considera calificado cuando sea cometido por quien tenga una relación laboral, o de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado con el propietario del ganado.

Aplican sanciones cuando el delito se ejecute mediante violencia física o moral, o bien cuando lo comenta un servidor público.


Tesis y Jurisprudencia

ABIGEATO POR COMPRA DE GANADO. OBLIGACIÓN DEL AGENTE DE CERCIORARSE DE LA LEGÍTIMA PROCEDENCIA DE LOS ANIMALES (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE VERACRUZ).
Número de registro 188339Tesis: VII.2o.P. J/3 De una correcta interpretación del artículo 181 del Código Penal de la entidad, se obtiene que el agente, al efectuar la compra de ganado, tiene la ineludible obligación de tomar las medidas indispensables para cerciorarse de la legítima procedencia de los animales, sin que sea suficiente para considerar satisfecho ese requisito, la circunstancia de que se hubieren ofrecido testigos de descargo que expresaron haberse percatado de que una tercera persona le ofreció en venta esos semovientes al activo, pues es claro que con tal medio convictivo no se cumple con el deber que impone dicho precepto.
ABIGEATO. SE CONFIGURA DICHO DELITO AUNQUE EL ACTIVO TENGA BAJO SU CUIDADO A LOS SEMOVIENTES A TÍTULO PRECARIO COMO CONSECUENCIA DE UNA RELACIÓN DE TRABAJO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE VERACRUZ).
Número de registro 2000944Tesis: VII.1o.P.T.2 P (10a.) Si el activo del delito, en su carácter de trabajador de una finca rural dedicada a la crianza y venta de ganado, tiene las funciones de ordeñarlo, revisarlo, pesarlo y vacunarlo, así como trasladarlo mediante instrucciones precisas de su patrón, ello no quiere decir que se le haya transferido la posesión de dichos semovientes, sino que los tiene bajo su cuidado a título precario; por tanto, si se apodera de éstos sin el consentimiento de quien legalmente podría disponer de ellos, se actualiza el delito de abigeato previsto y sancionado por el artículo 210, párrafo primero, del Código Penal para el Estado de Veracruz, vigente hasta el 2 de enero de 2012, que literalmente dice: “A quien en el medio rural se apodere de una o más cabezas de ganado, sin consentimiento de quien legalmente pueda disponer de ellas, se le impondrán de cuatro a doce años de prisión y multa hasta de trescientos días de salario.”
ABIGEATO. SE ACTUALIZA DICHO DELITO Y NO EL DE ROBO CUANDO EL OBJETO MATERIA DEL APODERAMIENTO SON GALLOS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO).
Número de registro 167323Tesis:  III.2o.P.216 P El artículo 240 del Código Penal para el Estado de Jalisco tipifica al abigeato, consistente en el apoderamiento de una o más cabezas de ganado; asimismo, hace una remisión a la ley de la materia, esto es, la Ley de Fomento y Desarrollo Pecuario del Estado para determinar los alcances del elemento normativo “ganado”. Ahora bien, dicha legislación en su artículo 5 establece: “Para los efectos de esta ley, se entiende por: I. Ganado mayor: a) Bovinos; b) Equinos; c) Mular y asnal; y d) Otras especies mayores domésticas; II. Ganado menor: a) Caprinos; b) Ovinos; c) Porcinos; d) Aves; e) Conejos; f) Abejas; g) Otras especies menores domésticas; …”; de donde se advierte que las aves se consideran como ganado menor. Por tanto, cuando el objeto materia del apoderamiento son gallos (aves de la familia de los galliformes, de acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española), resulta inconcuso que el delito que se actualiza es el de abigeato y no el de robo.
ABIGEATO. OPERA EL BENEFICIO DE REDUCCIÓN DE SANCIONES EN ESTE DELITO, CUANDO ANTES DE DICTARSE SENTENCIA EL ACTIVO DEVUELVE AL OFENDIDO EL SEMOVIENTE, NO SE LE CONDENÓ A REPARAR DAÑOS Y PERJUICIOS, NI TIENE ANTECEDENTES PENALES (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TABASCO).
Número de registro 175393Tesis: X.1o.50 P De conformidad con lo previsto por el artículo 203 del Código Penal del Estado de Tabasco, en su segundo párrafo, si el activo restituye el objeto del delito o entrega su valor y satisface los daños y perjuicios antes de dictarse sentencia, se reducirá en una mitad la sanción que corresponda al delito cometido; esto se actualiza cuando el quejoso devolvió voluntariamente el semoviente producto del abigeato, antes de dictarse sentencia en la causa penal, y siempre que el inculpado no tenga el carácter de reincidente y haya reparado los daños y perjuicios, o se le haya absuelto de su pago. En consecuencia, si ante ese supuesto la responsable no tomó en cuenta lo previsto por el citado precepto y párrafo, no obstante que durante el proceso el activo devolvió el semoviente que motivó la causa y en sentencia no se le condenó a reparar daños y perjuicios, ni tiene antecedentes penales, es evidente que se violan las garantías de legalidad y seguridad jurídica en perjuicio del quejoso al imponerle la condena sólo aplicando la sanción del delito, aun cuando sea la pena mínima prevista en el precepto relativo.
ABIGEATO SIMPLE Y ABIGEATO POR EQUIPARACIÓN. SON DELITOS AUTÓNOMOS E INDEPENDIENTES (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE MÉXICO).
Número de registro 187646Tesis: II.1o.P.105 P Para que se acredite el delito de abigeato simple, previsto por el artículo 309 del Código Penal del Estado de México, abrogado, se requiere de una conducta de desapoderamiento ilícito de ganado mayor o menor; en cambio, en el delito de abigeato por equiparación, previsto por el artículo 311 del invocado cuerpo legal, se exige una conducta diversa (cambiar, vender, comprar, comerciar, transportar o encubrir) respecto del ganado desapoderado ilícitamente, a sabiendas de que se trata precisamente del producto de un abigeato, es decir, no se trata de que ambos delitos sean uno mismo o sólo difieran en grado, por lo que si al emitir sus conclusiones acusatorias el Ministerio Público lo hace por el ilícito de abigeato simple y la autoridad emite sentencia condenatoria por la comisión del antijurídico de abigeato por equiparación, por el que no se le siguió proceso al acusado, ni acusó el Ministerio Público, es claro que se rebasó dicha acusación, transgrediéndose los derechos públicos subjetivos del quejoso.
ABIGEATO. LA ADQUISICIÓN DE COLONIAS DE ABEJAS DE UN APIARIO ROBADAS, SIN TOMAR LAS PROVIDENCIAS QUE PERMITAN ASEGURARSE DE SU LEGITIMIDAD, NO ENCUENTRA DEFINICIÓN NI SANCIÓN EN LA LEGISLACIÓN PUNITIVA DEL ESTADO DE CAMPECHE.
Número de registro 192379Tesis: XIV.1o.10 P Partiendo del contenido del numeral 349 del Código Penal del Estado de Campeche, se desprende que en dicha entidad federativa se considera abigeo a quien se apodere de semovientes de las especies: bovina, caballar, asnal, mular, ovina, caprina o porcina o de una o más colonias de abejas en un apiario. Asimismo, en las dos primeras fracciones de la norma citada, se identifica como ganado al bovino, caballar, mular, asnal, ovino, caprino o porcino; pero, fuera de esa clasificación, en la tercera fracción se menciona que también se sancionará al que se apodere de una o más colonias de abejas en un apiario. En el mismo orden de ideas, en el diverso 350 de la propia codificación represora se previene que también serán sancionados como abigeos los compradores de “… ganado robado según su especie …”, haciendo extensiva tal condición a las autoridades que intervengan en la legalización de documentos que acrediten la propiedad del semoviente, y a los encargados de rastros o similares, siempre que no tomaren las medidas indispensables para cerciorarse de la procedencia legítima del mismo; como se puede ver, se omitió incluir a los que bajo iguales condiciones adquieran las referidas colmenas. En consecuencia, si de conformidad con el numeral 349 de la codificación común ya señalada, se establece la distinción existente entre las diferentes especies de ganado y colonias de abejas de un apiario, debe concluirse que en el artículo 350 ibídem, se omitió establecer la definición y pena para quien adquiera colonias de abejas de un apiario robadas, sin tomar las providencias que le permitan asegurarse de la legitimidad de tales bienes. Así las cosas, y aun considerando la posibilidad de un error legislativo, sin embargo no es permisible la exhaustiva interpretación de esas normas, porque de hacerlo llevaría a la imposición por analogía de una pena, resultante de la aplicación también analógica de una norma, para un caso que no está expresamente castigado por ésta, lo cual se encuentra vedado en el párrafo tercero del artículo 14 constitucional, que tutela a favor del gobernado la exacta aplicación de la ley en materia penal. Concomitantemente a esta idea, no debe soslayarse que la norma en sí misma considerada, debe encontrarse redactada de tal forma que las expresiones y conceptos empleados sean claros, precisos y exactos al prever las penas y describir las conductas que señalen como típicas, incluyendo todos sus elementos, características, condiciones, términos y plazos, como condición necesaria para evitar confusiones en su aplicación o demérito en la defensa del justiciable; esto es así, porque la ley se dirige al gobernado, como la forma idónea de hacerle saber, sin prohibírselo, qué conductas puede abstenerse de realizar, porque de hacerlo será sancionado.
ABIGEATO. CASO EN QUE LA MARCACIÓN O SEÑALAMIENTO DE GANADO SE SUBSUME EN LA HIPÓTESIS GENERAL DE ESE DELITO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE VERACRUZ).
Número de registro 192913Tesis: VII.2o.P.4 P Si el sujeto activo, previamente a la exteriorización de la conducta consistente en marcar o señalar una cabeza de ganado, ya se había robado el mismo semoviente, aquella actividad que se le recrimina, penada por el artículo 183, fracción III, del Código Penal para el Estado, quedó inmersa en el delito de abigeato, previsto en el numeral 180 ibídem, puesto que al apoderarse del precitado semoviente, se encontraba ya en una situación de ilicitud, por lo que resulta irrelevante la marcación, o señalamiento del ganado que se cuestiona por ser posterior al robo.
ABIGEATO. INTEGRA DICHO DELITO Y NO EL DE ROBO EL APODERAMIENTO DE UNA CABEZA DE GANADO DESTINADA A LABORES DE CARGA EN EL CAMPO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TLAXCALA).
Número de registro 193285Tesis: VI.P.9 P Acorde a la disposición contenida en el artículo 294 del Código Penal de dicha entidad federativa, en el sentido de que se llama abigeato el robo de una o más cabezas de ganado, es factible establecer que integra dicho injusto, y no el de robo, el apoderamiento de una mula, utilizada en labores de carga en el campo, pues el hecho de que ambos delitos estén comprendidos dentro de los que tutelan el patrimonio de las personas, ello no justifica encuadrar la conducta descrita en el robo, cuando en éste, su elemento normativo de valoración jurídica lo constituyen los bienes muebles (objeto de apoderamiento), y en el abigeato, los semovientes, que se refieren de modo exclusivo a los animales, y dentro de ellos en concreto al ganado, de modo que aun cuando dentro de la calificación bipartita de los bienes, en muebles e inmuebles, los semovientes se incluyen tradicionalmente en el primero de los grupos, por su peculiar estructura autónoma no se define como muebles, y el Código Penal adoptó el criterio de ubicar al abigeato en un robo específico, pues aun tratándose los semovientes de un bien que se mueve por sí mismo y ser susceptible de apoderamiento y trasladarse de un punto a otro, las propias características anotadas y por disposición de la ley, al realizarse la actividad típica de apoderamiento de un semoviente actualiza el delito de abigeato, aun cuanto tanto éste como el robo contengan igual núcleo del tipo: el apoderamiento.
ABIGEATO. NO REQUIERE QUE EL SUJETO PASIVO TENGA LA CALIDAD ESPECÍFICA DE GANADERO (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE TLAXCALA).
Número de registro 193284Tesis: VI.P.10 P De lo dispuesto por los artículos 294 y 295 del Código Penal de dicha entidad federativa, se desprende que el delito referido requiere la existencia de los siguientes elementos materiales: a) El apoderamiento de una o más cabezas de ganado ajenos y, b) Sin consentimiento de la persona que legalmente puede disponer sobre el animal. Así, el apoderamiento de que se trata, constitutivo del abigeato, debe recaer, necesariamente, sobre animales ajenos, sin que importe para la tipificación del ilícito la naturaleza del ganado ni el destino que éste tenga, porque aquí interesa el robo como lesión al patrimonio de otro, por ser éste el objeto jurídico del delito, de lesión y doloso, dado que en el agente existe la voluntad y conciencia de perpetrar el apoderamiento de animales con la intención de ejercer sobre ellos los derechos que corresponden al propietario, en el entendido de que el término “cabezas de ganado” empleado en la norma señalada no implica una clasificación del animal, en atención a una actividad específica del hombre, como sería que se utilice en auxilio para las labores del campo, cruce de razas de ganado, engorda para su posterior comercialización y demás actividades que denoten explotación ganadera, y puede tratarse de un ganado bravo, domesticado, de pezuña, ganado mayor (que se compone de reses mayores, tales como bueyes, vacas, mulas, etcétera) o ganado menor (reses o cabezas menores, como ovejas, cabras y demás), pero sin hacer depender la actividad típica en el robo de animales destinados a la explotación ganadera, de modo que no hay bases para que el sujeto pasivo del delito deba tener la calidad específica de ganadero.
ABIGEATO. COMPRA DE GANADO ROBADO O DE PROCEDENCIA ILEGAL, QUEDA COMPRENDIDA DENTRO DE LA FIGURA DEL. (LEGISLACION DEL ESTADO DE TABASCO).
Número de registro 203704Tesis: X.1o.9 P Si los hechos por los que fue consignado el acusado, son los mismos por los que se le dictó la sentencia, y se encuentran descritos y sancionados por el artículo 347 del Código Penal del Estado, independientemente de que se les llame abigeato o compra de ganado robado, la sentencia de la responsable no resulta violatoria de garantías, toda vez que dentro de la figura del abigeato propiamente dicho, está comprendida la compra de ganado robado o de procedencia ilegal, y por lo mismo, tratándose de los hechos delictuosos que fueron materia del auto de formal prisión y de la acusación del Ministerio Público, cualquiera que sea la denominación o clasificación que de esos hechos haga el órgano acusador, la sentencia de la responsable se encuentra ajustada a derecho.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE