ACOGIMIENTO

ConceptoLegalmx


INICIO


Facebook


Youtube

Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

ACOGIMIENTO


Artículo 492 párrafo sexto Código Civil para el Distrito Federal

En términos del párrafo sexto del artículo 492 del Código Civil para el Distrito Federal, Acogimiento es la acción de asumir de manera temporal el cuidado y atención integral del menor de edad en situación de desamparo en estricto respeto a los derechos humanos. El acogimiento tiene por objeto la protección inmediata del menor y si éste tiene bienes, el juez debe decidir sobre la administración de los mismos.

Para estos efectos, se considera como situación de desamparo, la que se produce de un hecho a causa de la imposibilidad, del incumplimiento o inapropiado ejercicio de los deberes de protección en la patria potestad, tutela o custodia de los menores de edad, cuando estos queden privados de la necesaria asistencia material o moral; ya sea en carácter de expósitos o abandonados.

Expósito, es el menor de edad que es colocado en una situación de desamparo por quienes conforme a la ley están obligados a su custodia, protección y cuidado y no pueda determinarse su origen. Y se considera Abandonado cuando la situación de desamparo se refiera a un menor de edad cuyo origen se conoce.

En otras palabras, el Acogimiento es la acción legal por medio de la cual se ejecuta la tutela sobre menores de edad que se encuentran en situación de desamparo.

En todos los casos, quien acoge a un menor, debe dar aviso al Ministerio Público dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes.

De acuerdo a su temporalidad el acogimiento puede ser de urgencia, de corto plazo para evaluación y de largo plazo. De acuerdo al ámbito en el que se otorgue el acogimiento puede ser en familia extensa, en familia ajena o acogimiento residencial. Los menores de seis años de edad en condición de desamparo deben ser puestos inmediatamente en acogimiento de corto plazo para evaluación en su familia extensa o en familia ajena. Se debe evitar en la mayor medida posible su acogimiento en espacios residenciales.

Las obligaciones, facultades y restricciones establecidas para los tutores, se aplicarán aplican también para  las personas físicas o morales que por cualquier circunstancia brinden el acogimiento.


Tesis y Jurisprudencia

PROGRAMA DE ACOGIMIENTO FAMILIAR. ATENTO AL INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR, PROCEDE CONCEDER LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL, CUANDO ESTÉ INTEGRADO A UNA NUEVA FAMILIA Y NO SE ADVIERTA DAÑO O PERJUICIO ALGUNO CONTRA ÉL.
Número de registro 2013580        Tesis: IV.3o.C.16 C (10a.) En los asuntos en los que de manera directa o indirecta afecten o puedan afectar a menores, para conceder o negar la suspensión del acto reclamado, debe atenderse, primordialmente, al interés superior del niño, entendido éste, como la institución a través de la cual se procura el desarrollo pleno e integral del infante, así como la estabilidad, cuidados y asistencia necesarios para lograrlo; interés que se encuentra previsto en la Convención sobre los Derechos del Niño, en la que se precisó el derecho de vivir en familia, esto es, de reunirse con ella cuando por diferentes razones ha habido una separación, vincularse con ambos progenitores en casos de conflicto entre éstos e integrarse a una nueva familia cuando es imposible la vida con la de origen. Una de estas medidas consiste en dar un hogar y un entorno social estable a niños que han perdido el cuidado de sus padres o que, en todo caso, no pueden seguir al lado de ellos, para permitirles desarrollarse en un entorno adecuado a sus necesidades; de ahí que si se les niega el derecho a vivir con una familia de acogimiento, equivaldría a quebrantar la estabilidad de su entorno; estado emocional y dignidad en la integración familiar. Consecuentemente, cuando un menor está integrado a una nueva familia, derivado del programa de acogimiento familiar y no se advierta daño o perjuicio alguno para éste, debe concederse la suspensión provisional, para que continúe disfrutando del acogimiento familiar, a fin de no quebrantar la estabilidad de su entorno y no afectarlo en su estado emocional y dignidad en la integración familiar, salvo la existencia de un riesgo que fuere bastante para negarla.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE