ADOPCIÓN INTERNACIONAL

ConceptoLegalmx


INICIO


Facebook


Youtube

Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

ADOPCIÓN INTERNACIONAL


Artículo 410-E Código Civil Federal

La adopción es una institución que busca la protección y garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, con el afán de incorporarlos a una familia donde pueden proporcionarles afecto, cuidados, educación y condiciones adecuadas para su desarrollo. La adopción debe ser considerada un derecho del menor de edad por el cual se debe procurar en todo momento garantizar la protección de sus intereses.

En términos del artículo 410-E del Código Civil Federal, la Adopción Internacional es la promovida por ciudadanos de otro país, con residencia habitual fuera del territorio nacional; y tiene como objeto incorporar, en una familia, a un menor que no puede encontrar una familia en su propio país de origen.

Por su parte, el artículo 410-E del Código Civil para el Distrito Federal, (Ciudad de México), establece que la Adopción Internacional es la promovida por ciudadanos de otro país, con residencia habitual fuera del territorio nacional. Esta adopción se rige por los tratados internacionales ratificados por el estado Mexicano bajo el principio de bilateralidad.

Por otro lado y a nivel internacional, el artículo 20.3 de la Convención sobre los Derechos del Niño contempla que aquellos niños que se encuentren temporal o permanentemente privados de su medio familiar o cuidando el interés superior del menor se exija que no permanezcan en ese medio, tienen derecho a la protección y asistencia especiales del Estado. Entre estas protecciones se encuentra figura la adopción, que para estos efectos aplicaría en aquellos casos que un niño no encuentre una familia adecuada en su país de origen.

Para estos efectos, en términos del artículo 4 de la Convención de la Haya sobre la Protección de los Menores y la Cooperación en materia de Adopción Internacional, Las adopciones Internacionales sólo pueden tener lugar cuando las autoridades competentes del Estado de origen:

      • Establecen que el niño es adoptable.
      • Han constatado, después de haber examinado adecuadamente las posibilidades de colocación del niño en su país de origen, que una adopción internacional responde al interés superior del niño.
      • Se han asegurado de que:
        • Las personas, instituciones y autoridades cuyo consentimiento se requiera para la adopción han sido convenientemente asesoradas y debidamente informadas de las consecuencias de su consentimiento, en particular en relación al mantenimiento o ruptura, en virtud de la adopción, de los vínculos jurídicos entre el niño y su familia de origen.
        • Tales personas, instituciones y autoridades han dado su consentimiento libremente, en la forma legalmente prevista y que este consentimiento ha sido dado o constado por escrito.
        • Los consentimientos no se han obtenido mediante pago o compensación de clase alguna y que tales consentimientos no han sido revocados.
        • El consentimiento de la madre, cuando sea exigido, se ha dado únicamente después del nacimiento del niño.
      • Se han asegurado, teniendo en cuenta la edad y el grado de madurez del niño, de que:
        • Ha sido convenientemente asesorado y debidamente informado sobre las consecuencias de la adopción y de su consentimiento a la adopción, cuando éste sea necesario.
        • Se han tomado en consideración los deseos y opiniones del niño.
        • El consentimiento del niño a la adopción, cuando sea necesario, ha sido dado libremente, en la forma legalmente prevista y que este consentimiento ha sido dado o constado por escrito.
        • El consentimiento no ha sido obtenido mediante pago o compensación de clase alguna.

Por otro lado, las Adopciones Internacionales sólo pueden tener lugar cuando las autoridades competentes del Estado de recepción:

      • Han constatado que los futuros padres adoptivos son adecuados y aptos para adoptar.
      • Se han asegurado de que los futuros padres adoptivos han sido convenientemente asesorados.
      • Han constatado que el niño ha sido o será autorizado a entrar y residir permanentemente en dicho Estado.

No debe confundirse la Adopción Internacional con la Adopción por Extranjeros, la cual es la promovida por ciudadanos de otro país con residencia permanente en el territorio nacional. Esta adopción se rige por lo dispuesto en el Código Civil de la entidad federativa donde se lleva a cabo la adopción.

Para estos efectos, en igualdad de circunstancias se da preferencia en la adopción a mexicanos sobre extranjeros.


Tesis y Jurisprudencia

ADOPCIÓN INTERNACIONAL PLENA. SUS EFECTOS.
Número de registro 2008304Tesis: 1a. XXIII/2015 (10a.) 

El artículo 26 de la Convención sobre la Protección de Menores y la Cooperación en Materia de Adopción Internacional, adoptada en La Haya, Países Bajos, el 29 de mayo de 1993, establece que la adopción internacional puede tener el carácter de adopción plena si el Estado donde se realice el trámite reconoce esa figura; así, en atención a que las legislaciones civiles de las entidades de la República Mexicana reconocen la figura de la adopción plena, es posible que se realice la adopción internacional plena en México, cuyos efectos implican la ruptura del vínculo de filiación preexistente entre el adoptado y su familia biológica, a fin de establecer lazos equivalentes a los biológicos con la familia de los adoptantes, por lo que el adoptado debe gozar en el Estado de recepción de los mismos derechos y obligaciones del parentesco consanguíneo con los familiares de sus padres por adopción. Por consiguiente, a causa de la ficción jurídica y efectos de la adopción plena, no existe posibilidad de que un anterior pariente consanguíneo del adoptado se siga ostentando como tal, una vez que exista sentencia ejecutoriada en la que se haya decretado la adopción internacional plena, pues a partir de ese momento los lazos biológicos que unían a dicho pariente consanguíneo con el adoptado se extinguieron por completo y, por ende, también se extinguieron cualquier interés y efecto que pudo derivarse del parentesco biológico, pues el adoptado de forma plena tendrá otros lazos biológicos que lo unen a la familia consanguínea de sus progenitores adoptivos.

FILIACIÓN DE UN MENOR DE EDAD NACIDO BAJO LA TÉCNICA DE MATERNIDAD SUBROGADA. ES DEBER DEL JUEZ ESTABLECERLA, AUN ANTE LA AUSENCIA DE REGULACIÓN ESPECÍFICA.
Número de registro 2020789Tesis: 1a. LXXXVIII/2019 (10a.) La ausencia de regulación expresa o específica sobre cómo establecer la filiación de los hijos nacidos mediante el uso de técnicas de reproducción asistida, y particularmente de la llamada maternidad subrogada o útero subrogado, no debe erigirse en impedimento para que el Juez se pronuncie al respecto, no sólo porque el silencio de la ley no lo autoriza a dejar de resolver alguna controversia, sino porque en términos del artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el goce y el ejercicio de los derechos humanos de las personas no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que la propia Constitución establece y asimismo, todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, entre los cuales se encuentra el derecho a la identidad de los menores de edad y la necesidad de atender a su interés superior. En ese sentido, ante la realidad fáctica de un niño o una niña nacido bajo esta técnica, su derecho a la identidad y la protección a su interés superior exigen determinar la filiación que les corresponde, ya que tienen derecho a contar con todos los derechos derivados de la filiación, como los alimentarios y sucesorios, así como a recibir cuidados, educación, afecto y todo lo necesario para su adecuado desarrollo. Al respecto, debe determinarse si entre las reglas aplicables en materia de filiación y registro de nacimiento hay algunas que permitan atribuir la filiación, como lo serían la presunción de paternidad o el reconocimiento de hijos. Asimismo, debe tenerse presente que la demostración de un vínculo biológico no es un requisito indispensable para establecer la filiación sobre un hijo, como sucede en la aplicación de las técnicas de reproducción asistida, en las que opera al respecto la voluntad para concebirlo o voluntad procreacional y en el caso de la maternidad subrogada, es necesaria también la concurrencia de la voluntad libre de vicios de la madre gestante, y sobre la base de que dicha mujer debe ser mayor de edad y con plena capacidad de ejercicio.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE