Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

DECRETO

Artículos 70 y 71 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

El término decreto proviene del latín decretum, cuyo significado hace referencia a aquella resolución de carácter legislativo, proveniente de una institución del Estado, que contempla un precepto o disposiciones de carácter particular, es decir, que el mismo o las mismas se refieren a situaciones particulares, determinados lugares, tiempos, corporaciones o establecimientos.

El Diccionario del Sistema de Formación Legislativa lo define como Resolución escrita de carácter normativo expedida por el titular del Poder Ejecutivo, en uso de sus facultades legislativas, o por el Poder Legislativo. Al interior del Congreso, el decreto contiene un proyecto de ley aprobado por el Pleno de una o de ambas cámaras. Sus disposiciones son regularmente de carácter particular y su vigencia está limitada en espacio, tiempo, lugares, corporaciones, establecimientos y/o personas, a diferencia de la ley que contiene disposiciones generales y abstractas.

En términos del artículo 70 Constitucional, toda resolución del Congreso tiene el carácter de ley o decreto.

Luego el artículo 71 Constitucional establece que el derecho de iniciar leyes o decretos, compete: i) Al presidente de la República, ii) A los Diputados y Senadores del Congreso de la Unión, iii) A las Legislaturas de los Estados y de la Ciudad de México; y iv) A los ciudadanos en un número equivalente, por lo menos, al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores, en los términos que señalen las leyes.

Al respecto, el Diccionario Universal de Términos Parlamentarios establece que la función específica del decreto la encontramos al establecer la diferencia entre éste y la ley; pues la última contiene disposiciones generales y abstractas, que se aplican a situaciones generales. Mientras que el decreto contiene disposiciones de carácter particular y su vigencia está limitada en espacio, tiempo, lugares, corporaciones, establecimientos y/o personas.

Así, tenemos que la ley es un precepto o disposiciones con la característica de generalidad, abstracción y obligatoriedad, mientras que el decreto es un precepto de disposiciones de carácter particular, es decir, relativas a determinados tiempos, lugares, corporaciones, establecimientos o personas.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE