Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

SANCIÓN PECUNIARIA

Artículo 29 Código Penal Federal

De conformidad con el artículo 29 del Código Penal Federal, la Sanción Pecuniaria comprende la Multa y la Reparación del Daño.

La multa consiste en el pago de una cantidad de dinero al Estado, que se fija por días multa, los cuales no pueden exceder de mil, salvo los casos que la propia ley señale. El día multa equivale a la percepción neta diaria del sentenciado en el momento de consumar el delito, tomando en cuenta todos sus ingresos.

Para estos efectos, el límite inferior del día multa es el equivalente al salario mínimo diario vigente en el lugar donde se consumó el delito. Por lo que toca al Delito Continuado, se atiende al salario mínimo vigente en el momento consumativo de la última conducta. Para el Delito permanente, se considera el salario mínimo en vigor en el momento en que cesó la consumación.

Cuando se acredita que el sentenciado no puede pagar la multa o solamente puede cubrir parte de ella, la autoridad judicial puede sustituirla, total o parcialmente, por prestación del Trabajo en Favor de la Comunidad.

De conformidad con lo anterior, cada jornada de trabajo salda un día multa. Cuando no es posible o conveniente la sustitución de la multa por Trabajo en Favor de la Comunidad, la autoridad judicial puede colocar al sentenciado en libertad bajo vigilancia, sin exceder del número de días multa sustituidos.

Si el sentenciado se niega sin causa justificada a cubrir el importe de la multa, el Estado se la exigirá mediante el procedimiento económico coactivo.

En cualquier tiempo puede cubrirse el importe de la multa, descontándose de ésta la parte proporcional a las jornadas de trabajo prestado en favor de la comunidad, o al tiempo de prisión que el sentenciado ha cumplido tratándose de la multa sustitutiva de la pena privativa de libertad, caso en el cual la equivalencia es a razón de un día multa por un día de prisión.

Por otro lado en términos del artículo 30 del Código penal Federal, la Reparación del Daño debe ser integral, adecuada, eficaz, efectiva, proporcional a la gravedad del daño causado y a la afectación sufrida, y debe comprender cuando menos:

      • La restitución de la cosa obtenida por el delito y si no es posible, el pago del precio de la misma, a su valor actualizado.
      • La indemnización del daño material y moral causado, incluyendo la atención médica y psicológica, de los servicios sociales y de rehabilitación o tratamientos curativos necesarios para la recuperación de la salud, que ha requerido o requiera la víctima, como consecuencia del delito. En los casos de delitos contra el libre desarrollo de la personalidad, la libertad y el normal desarrollo psicosexual y en su salud mental, así como de violencia familiar, además debe comprender el pago de los tratamientos psicoterapéuticos que son necesarios para la víctima.
      • El resarcimiento de los perjuicios ocasionados.
      • El pago de la pérdida de ingreso económico y lucro cesante, para ello se toma como base el salario que en el momento de sufrir el delito tenía la víctima y en caso de no contar con esa información, será conforme al salario mínimo vigente en el lugar en que ocurra el hecho.
      • El costo de la pérdida de oportunidades, en particular el empleo, educación y prestaciones sociales, acorde a sus circunstancias.
      • La declaración que restablezca la dignidad y reputación de la víctima, a través de medios electrónicos o escritos.
      • La disculpa pública, la aceptación de responsabilidad, así como la garantía de no repetición, cuando el delito se comete por servidores públicos.

Los medios para la rehabilitación deben ser lo más completos posible, y deben permitir a la víctima participar de forma plena en la vida pública, privada y social.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE