Ingresa tu palabra a buscar

LO MÁS LEÍDO

TUTELA ESPECIAL

Artículo 457 Código Civil Federal

La Tutela es el cargo cuyo objetivo inicial y final, es cuidar y proteger los intereses tanto personales como patrimoniales del incapaz o pupilo, lo cual trae consigo responsabilidades como procurar su bienestar y administrar su patrimonio cuidando en todo momento el beneficio del pupilo.

Cuando son varios los incapaces puede nombrase un tutor común. En estos casos y de conformidad con el artículo 457 del Código Civil Federal, el nombramiento de Tutor Especial procede cuando siendo varios los sujetos a tutela, los intereses entre éstos son opuestos, por tanto, el tutor debe poner en conocimiento al juez de tal circunstancia para que éste último nombre un tutor especial que defina los intereses de los incapaces mientras se decide el punto de oposición. 

En virtud de lo anterior, también se debe nombrar un curador interino.

Tesis y Jurisprudencia

Número de registro 196650        
Tesis: II.2o.C.91 C
 
Conforme a los artículos 396, 407 y 422 del Código Civil del Estado de México, la patria potestad es la institución que ejercen los padres y a falta de éstos los abuelos, sobre la persona y bienes de los hijos menores de edad no emancipados. Quienes la desempeñan tienen la administración de los bienes y la legítima representación del incapaz; sin embargo, en los casos en que los ascendientes que ejerzan la patria potestad tengan un interés opuesto al de los hijos, serán éstos representados en juicio y fuera de él por un tutor nombrado por el Juez; no obstante, si son dos personas las que ejercen la patria potestad (padres) y sólo hay conflicto respecto de uno de ellos, el otro representará al menor y no será necesario el nombramiento de un tutor interino, como lo invoca el último de los numerales mencionados; por tanto, la madre en ejercicio de la patria potestad puede perfectamente representar a sus menores hijos y accionar en contra de su ex esposo y padre de éstos, cuando ambos en el convenio de divorcio voluntario determinaron donar los bienes de la sociedad conyugal a los menores y luego el padre se niega a otorgarles la escritura respectiva, pues en tal hipótesis es implícita la voluntad de la madre de cumplir con su obligación en favor de los hijos y válido que obligue a su cumplimiento al ex cónyuge, siendo innecesario el nombramiento de tutor para ese efecto en favor de los menores, pues quién mejor que la madre para ello, que tácitamente está aceptando su obligación y, de esa manera, no tiene un interés contrario a sus hijos.
Número de registro 175805        
Tesis: XI.2o.135 C
 
El artículo 391 del Código Civil del Estado, establece: «Cuando el que ejerza la patria potestad tiene un interés opuesto al del menor a quien representa, éste será representado en juicio y fuera de él por un tutor que nombrará el Juez para cada caso.». El diverso dispositivo 407 del mismo código, dispone: «Cuando hubiere oposición entre los intereses del tutor y los del incapacitado, aquél lo pondrá en conocimiento del Juez para que nombre tutor especial del incapaz en el asunto o asuntos en que exista tal oposición.». En estas condiciones, cuando en un juicio comparezca el padre de un menor a demandar a su cónyuge sobre la convivencia con su hijo, resulta innecesario que el Juez nombre al menor un tutor especial, debido a que éste se encuentra representado por sus dos progenitores, por su padre, cuando no se demuestre que haya sido privado de la patria potestad, y por la madre, cuando además de ello, por la naturaleza del juicio, es quien conserva su guarda y custodia, de lo contrario no se le demandaría sobre la convivencia del menor; de lo que deriva que no existe conflicto de intereses entre ambos ascendientes con los de su menor hijo, puesto que lo que se persigue en el juicio es que se establezca lo relativo al régimen de visitas y convivencia.
Número de registro 360535        
 
El artículo 256 del Código Civil del Estado de Yucatán, que expresa que el nombramiento de tutor testamentario, hecho por el padre o por la madre, excluye de la patria potestad a los ascendientes en quienes hubiere de recaer ese derecho, en defecto del padre o de la madre, sin que el padre pueda excluir de la patria potestad a la madre, es inaplicable cuando se trata de una tutela especial, que sea necesario establecer en vista de la oposición de intereses entre madre e hijo, por ser ambos llamados a la misma herencia. Por otra parte, no se excluye de la patria potestad por el hecho de nombrarse tutor especial, pues dicha potestad queda en todo vigor y con todos sus efectos legales, y únicamente restringida en cuanto a la posibilidad de oposición de intereses entre el que la ejerce y la persona a él sometida.
Número de registro 354590        
 
Conferida una tutela especial, el tutor no puede representar al menor excediéndose en las facultades que se dieron.

www.conceptolegalmx.com

COMPARTE